Figeac, Ciudad de Champollion

Enviar por email Compartir Ecoutez le texte avec ReadSpeaker

Una ciudad histórica abierta al mundo actual

A pesar de la riqueza de su historia, Figeac es una ciudad anclada en el mundo contemporáneo, marcada por actividades económicas punteras, una importante población joven y un dinamismo cultural que contribuye a su atractivo.

Desde la primera mitad del siglo XX, esta antigua y pequeña ciudad rural se convirtió efectivamente en una ciudad industrial gracias a la implantación de la empresa aeronáutica Ratier, especializada en la concepción y fabricación de equipamientos para aviones.

Hoy en día, esta empresa, la más importante del Lot, es el primer factor de la vitalidad de la ciudad. La importancia de esta actividad aeronáutica ha convertido también a Figeac en un centro de formación, la ciudad más pequeña de Francia dotada de un Instituto Universitario de Tecnología.

En los últimos años, la puesta en marcha de una política cultural ambiciosa –de la cual el museo Champollion –Las Escrituras del Mundo es el mejor ejemplo- refuerza la imagen de una pequeña ciudad atípica, respetuosa de su pasado y encaminada con decisión hacia su futuro.